CARTAS ENVENENADAS

Published On 31 marzo, 2010 | By admin | Desmantelamiento, Externalización, Productoras

LOS SINDICATOS EN LAS TELEVISIONES PÚBLICAS

La voz de Galicia (29.3.10)
Cartas al Director. JORGE DEL CORRAL, secretario general de Unión de Televisiones Comerciales, UTECA.

Televisión Española (TVE) y las televisiones públicas autonómicas de Galicia (TVG), Cataluña (TV3), Madrid (TM), Baleares (IB3), Valencia (Canal 9) y del Principado de Asturias (TVPA) son estos días bancos de prueba de sindicatos y trabajadores. Bajo la excusa de la producción propia y con eslóganes tan poco imaginativos como «Por la dignidad de las trabajadoras y trabajadores», los sindicatos han tocado a rebato en los medios públicos de comunicación, versión moderna de la antigua Prensa del Movimiento franquista, para hacerse aún más fuertes y evitar la transformación lógica de los procedimientos de trabajo y producción que demanda la televisión actual y exigen los contribuyentes.

Es verdad que quieren aumentar las horas de emisión de programas de producción propia, pero no es toda la verdad. Lo que pretenden es mantener la rigidez horaria, seguir con jornadas continuas de siete horas sin posibilidad de aumentarlas o flexibilizarlas, y ampliar plantillas, a pesar de ser las empresas con más mano de obra por minuto de emisión.

Uno de los integrantes del comité de sabios que se creó para transformar RTVE lo dejó claro en sus conclusiones: hay que cerrar RTVE durante seis meses, hacer en ese tiempo un convenio colectivo adaptado a los tiempos y luego contratar a la cuarta parte para producir el doble. Esa estrategia de brocha gorda sigue siendo válida y es aplicable a todas las televisiones públicas españolas, con alguna excepción.

Aumentar la producción propia de TVE es conveniente y fácil. Basta con reducir a la mitad las categorías profesionales del convenio colectivo y flexibilizar horarios para que, como ha dicho Alberto Oliart, presidente de RTVE, «una jornada de siete horas no sea de ocho a tres cuando se rueda un documental» y para que el mismo trabajador que graba imágenes las edite. Mientras los sindicatos impidan esto y todo su interés sea cobrar más y trabajar menos y en jornada continua, ninguna televisión pública aumentará sus programas de producción propia interna y externa si no es a costa de infraccionar más su plantilla y su ya excesivo presupuesto. Los gestores de esas televisiones lo saben, y sus Gobiernos, también. La cuestión es si están dispuestos a cambiar, aunque tengan que sufrir huelgas e insultos, o si, por el contrario, prefieren la paz sindical y seguir destinando ingentes e improductivos recursos económicos públicos que detraen de servicios básicos.

Enlace al artículo de «La voz de Galicia» aquí.

Alternativa te invita a que envíes una «Carta al Director» de «La Voz de Galicia» dando tu opinión pinchando aquí. También puedes dejar una copia aquí mismo, como comentario.

Comparte esta entrada!

41 Respuesta a CARTAS ENVENENADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.