El Consejo de RTVE se plantará ante Oliart para aplazar el proyecto de nueva sede

Published On 29 noviembre, 2009 | By admin | Nueva Sede, Oliart, RTVE

EL CONFIDENCIAL @D.Toledo.- 27/11/2009 06:00h

«Acepto el cargo con la condición de que nos llevemos bien”, lanzó ayer por la tarde Alberto Oliart a sus consejeros. Acababan de nombrarle de forma oficial presidente de RTVE y todo eran buenas palabras. Lo duro empezará para él en el cónclave del martes 1 de diciembre. Y es que ya hay acuerdo entre la mayoría de los miembros del Consejo de Administración para plantear formalmente el aplazamiento del proyecto de nueva sede para la Corporación, la iniciativa estrella del dimisionario Luis Fernández y que, en opinión de la cúpula de la televisión pública, está retrasando las inversiones tecnológicas que necesita la casa.

“El proyecto de nueva sede tenía tintes muy personales. Con la crisis económica no tiene mucho sentido seguir adelante con él, sobre todo porque al estar en el horizonte retrasa las inversiones en tecnología que necesita RTVE. La idea de Luis Fernández era empezar a construir en 2010 y eso es ciencia ficción. Ni siquiera están cerradas del todo las licencias de los ayuntamientos afectados”, aseguran fuentes del Consejo. Procesos inevitables para la Corporación, como la adaptación de las instalaciones a la alta definición, se encuentran en stand-by a la espera de cerrar la anunciada construcción y traslado a un edificio más moderno.

En su despedida, Fernández aseguró que en uno de sus últimos consejos había hecho llegar a los consejeros un informe sobre la nueva sede, que, según explicó, “está absolutamente en vigor y es un proyecto estratégico para esta casa”. El Consejo de RTVE aprobó el 12 de febrero de 2009 la construcción de unas nuevas instalaciones, con el objeto de ahorrar costes e integrar en un solo espacio todos los edificios de Prado del Rey, Torre España, Estudios Buñuel y archivos. A primeros de abril, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Pozuelo de Alarcón, Gonzalo Aguado, suscribían un protocolo con Fernández en que se recogía la ubicación de la nueva sede, a dos kilómetros de la actual en Prado del Rey.

Fuentes sindicales de RTVE recordaban ayer a El Confidencial que el proyecto se iba a financiar con la venta de los inmuebles actuales. “Pero ahora cualquiera da un pelotazo inmobiliario”, ironizaban. “La sensación en la casa es que la idea no tiene recorrido y que no es una prioridad en este momento. Es más, en su momento se creó una Oficina Técnica del proyecto de la Nueva Sede y sus trabajos están paralizados”, se asegura. Dicha instancia dependía directamente de la Presidencia, ahora de Alberto Oliart. También aprobó el Consejo una comisión de seguimiento y control de la iniciativa. “La definición del proyecto y su calendario de ejecución se hará con la máxima transparencia informativa”, se aseguró entonces.


No todos quieren más dinero

Al menos Oliart tiene claro que hay necesidades tecnológicas que cubrir en RTVE. Durante su comparecencia ante la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso, aseguró que “va a faltar dinero” para que la televisión pública pueda emitir en alta definición y se conjuró para conseguirlo. En la Cámara añadió que son “las vicepresidentas del Gobierno las que me tienen que abrir el cauce de ese dinero”. María Teresa Fernández de la Vega concedió que tal vez haya que buscar recursos financieros para la transformación tecnológica de la Corporación, aunque descartó tocar la nueva ley de financiación de RTVE.

“Luis Fernández y su gente han dejado caer que nos faltará dinero con la nueva ley para hacer todo lo que hay que hacer. Pero no es la idea del conjunto del Consejo. Se puede funcionar razonablemente con el presupuesto de 1.200 millones que se nos ha asignado. Es verdad que hay 140 millones menos por el efecto del IVA, pero tampoco tendría mucho sentido ir a pedir más dinero al Parlamento. Lo que hay que hacer es ahorrar costes”, apuntan fuentes de la cúpula de la Corporación. Desde luego, ayer en su aceptación del cargo Oliart no quiso echar balones fuera. Aseguró a los consejeros que él es el máximo responsable ejecutivo de RTVE y que siempre responderá por todos sus colaboradores.

Comparte esta entrada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.