El invento del maligno

Published On 10 abril, 2011 | By admin | Desmantelamiento, Externalización, MediaPro

Depres

DIARIO DE LEÓN 10/04/2011 JOSÉ JAVIER ESPARZA

Noticia impactante, pero no sorprendente: según datos de la Subdirección de Prevención y Salud Laboral de RTVE, la Pública sufrió entre enero y noviembre de 2010 nada menos 140 bajas por depresión. Más del 2% del personal de la Pública está deprimido. Los sindicatos dicen que esto «tiene que ver con tensiones en la estructura laboral y organizativa», que es una forma elegante de decir que aquello es un carajal. Y después, para dejar bien clavadito el rejón, añaden: «No será la primera vez que alguien llega con un problema y que, en lugar de ayudarle, le abren expediente por no presentar la baja a tiempo». Más aún: esas mismas fuentes señalan que hay otros muchos casos de depresión que no son reflejados como tales, sino como patologías generales. RTVE, por su lado, evita ofrecer cifras comparativas, lo cual no deja de ser una forma de otorgar callando.

Este dato, en todo caso, viene a corroborar algo que es un secreto a voces: los cambios en RTVE están dando satisfacción a muy pocos y fastidiando a la mayoría. Una de las penúltimas noticias en torno a TVE es que el magnate Roures, beneficiario directo de la nueva Pública a través de sustanciosos contratos de encargo, va a tener que bajar los precios, porque la ubérrima teta de la Casa ya no da para más -˜externalizaciones-™. Otra de las cosas que hay que añadir a la lista es el naufragio sin paliativos de la parrilla de La 2, que ha pasado de canal de referencia del público culto a refugio de minoritarias canonjías que nadie ve. ¿Ejemplos? El programa Gafapastas , que ha intentado hacer una gracieta posmoderna con resultados desastrosos. Pero los motivos de la depresión no gravitan solo sobre los programas que fracasan, sino también sobre los que triunfan. ¿Más ejemplos? La información meteorológica, que sin duda ha sido uno de los grandes éxitos de audiencia de la nueva etapa, pero que detrás, en esa parte de la pantalla que el público no ve, ha dejado auténticos regueros de sangre, porque todo se ha hecho sacrificando a los profesionales de TVE. ¿Cómo no va a haber depresiones?

Comparte esta entrada!

8 Respuesta a El invento del maligno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.